martes, 30 de octubre de 2007

Disminución en remesas provenientes de EUA.

El pasado 26 de Octubre, se publicó un interesante artículo en el periódico International Herald Tribune, acerca de la disminución de las remesas de mexicanos en los Estados Unidos. Se señala que entre 2000-2006 las remesas crecieron de 6 mil millones de dólares a 24 mil millones de dólares, un incremento de más de 20% en algunos años. Sin embargo, en el 2007 el incremento ha sido de menos de 2%.

Expertos han señalado que la campaña antimigrante en los Estados Unidos, así como el estancamiento de su economía (la cual ha generado menos empleos), han persuadido a muchos migrantes a no tratar de curzar la frontera de manera ilegal en busca de trabajo; algunos más han optado por regresar a México y otros simplemente están mandando menos dinero a sus casas. El estancamiento económico y la crisis del sector inmobiliario ha afectado de manera importante el trabajo de los migrantes y sus fuentes de ingreso. Lo mismo ha sucedido con la creación del muro fronterizo y el fortalecimiento de la seguridad en dicha zona; fenómenos que han disuadido a muchos a cruzar la frontera debido a que el costo por hacerlo se ha incrementado de manera importante a cerca de $2,300 dólares por persona.

Se calcula que 1 de cada 3 migrantes en los Estados Unidos actualmente no están enviando remesas a sus casas en México. Esto se traduce en que unas 500,000 familias mexicanas no están recibiendo dinero.

El fenómeno de envío de remesas de los migrantes mexicanos en los Estados Unidos es contrario a la tendencia mundial. En el resto del mundo, las remesas se han incrementado hasta en un 10% anuales (según una fuente del BID citada en el periódico). El año pasado, los migrantes de todo el mundo enviaron más de 300 mil millones de dólares a los países en vías de desarrollo -casi el doble del monto recibido por inversión extranjera directa.

Para leer el artículo completo, hacer click aquí.