lunes, 4 de febrero de 2008

Castañeda [canciller de 2000-2003] espió a México y a su padre

Fuente: El Unviversal
Autor: Juan Arvizu
4 de Febrero de 2008

Jorge Castañeda Gutman espió para el régimen de Cuba de 1979 a 1985, y por más de tres años entregó información estratégica de la Cancillería y del gobierno mexicanos, documenta un expediente de la desaparecida Dirección Federal de Seguridad (DFS), ubicado en el Archivo General de la Nación.

Incluso, presionó a su padre, Jorge Castañeda y Álvarez de la Rosa, entonces secretario de Relaciones Exteriores del gobierno de José López Portillo, de forma “altanera, exigente y denigrante” para que tomara decisiones bajo los dictados de La Habana, revela el legajo de 215 páginas, de las cuales 37 fueron eliminadas de la versión pública por contener datos personales y confidenciales.

Reportes de la época, firmados por Miguel Nazar Haro, director de la DFS, señalan como su padrino en el espionaje a Jorge Luis Joa Campos, miembro de la Dirección General de Inteligencia del Partido Comunista de Cuba y jefe de la Sección México; reclutó a Castañeda Gutman en 1979.

A Joa Campos y sus jefes les sorprendió, hasta la sospecha, lo productivo que resultó Castañeda Gutman como informante y facilitador.

Según Nazar Haro, integrantes encubiertos de la inteligencia cubana obtuvieron de Castañeda Gutman información de “todas las actividades oficiales” del canciller. Y señala a dos colaboradores directos de su padre —Mauricio Toussaint Ribot y Miguel Marín Bosch— como los que le filtraban datos y le resolvían asuntos.

El expediente documenta también su contacto, en 1982, con un doctor en Economía en campaña por el poder: José Córdoba Montoya.

En 1984 se desgastó hasta la ruptura su trato con los cubanos; tachó de “estúpidos” a los líderes a los que sirvió encubierto. Quince años después, como canciller del gobierno foxista, emprendería la demolición de los puentes diplomáticos entre México y Cuba.