viernes, 14 de septiembre de 2007

Homenaje a Mario Ojeda en el COLMEX


El pasado 12 de Septiembre tuve la oportunidad de asistir al homenaje a Mario Ojeda en El Colegio de México. Diversos especialistas del Centro de Estudios Internacionales (CEI) y de otras instituciones dieron homenaje a la obra del profesor Ojeda, en especial a su libro "Alcances y Límites de la Política Exterior de México". El evento se dividió en diversas ponencias con diversos panelistas. Algunos investigadores invitados fueron: Soledad Loaeza (CEI), Celia Toro (CEI), Isidro Morales (EGAP-ITESM), José Luis García (UPAEP), Mónica Serrano (CEI), Victor Kerber (EGAP-ITESM), Blanca Torres (CEI), entre otros.

De manera muy breve, considero que los puntos más importantes fueron:

1.Una reseña de la aportación de la obra de Morgenthau, en especial Politics Among Nations, para el estudio de las Relaciones Internacionales.

2.La ponencia de Isidro Morales (ITESM) y su aportación sobre el nuevo interés nacional mexicano a partir de la firma del TLCAN. Reconociendo la importancia del libro de Ojeda para el análisis político y económico de la PE mexicana, señaló que resulta limitado hoy en día definir el interés nacional de México en los términos que Ojeda lo hace en su libro (fortalecimiento del Estado a nivel interno preservando la sobernía nacional). Morales afirmó que debido al fin de la Guerra Fría, los efectos de la globalización (sociedades en red, poder de actores no gubernamentales, nuevas tecnologías, etc.) y a los propios cambios internos en México, no es posible analizar el interés nacional en los términos que se venía haciendo. Consideró que el punto de quiebra es la entrada de México al TLCAN. A partir de este momento el interés nacional deja de estar en manos exclusivas del Ejecutivo para incluir otros grupos de interés (empresarios). También significó un cambio de política que se inclinó hacia un adelgazamiento del Estado, contario a su fortalecimiento. Dentro de este cambio el interés mexicano internaliza los temas de la nueva agenda internacional (derechos humanos, derecho a la ingerencia, derecho a la proteccción, y en general gobernanza internacional) lo cual significó desde ese momento un alejamiento de los principios tradicionales de política exterior. La lógica se refuerza con el cambio democrático del 2000 y con la PE de la dupla Castañeda-Fox la cual viene a reflejar no sólo el cambio económico que se había llevado a cabo años atrás, sino la reforma política del país (dándole continuidad a la política Salinista de colaboración, como más tarde señalaría Celia Toro). En opinión de Isidro Morales, es bajo este criterio que se tiene que evaluar la actual política exterior mexicana.

3.Contrario a Isidro Morales, Celia Toro consideró que la obra de Ojeda debería ser tomada en cuenta para el diseño de la política exterior de México. Citando diversos pasajes del libro, la investigadora del CEI abogó por el hecho de que ningún país debe olvidar los alcances y límites (la formula Ojeda) de su quehacer internacional como un buen punto de partida en la formulación de su política exterior. Es a partir de este punto que Toro criticó duramente a la PE de los ultimos sexenios las cuales no han tomado en cuenta el poder relativo de México con el exterior y frente a EEUU. Criticó el gobierno de Fox ya que "nunca tomó en cuenta los recursos del país y mucho menos los intereses de otras naciones". El "sobredimensionado bono democrático, el sueño de revivir las glorias del salinismo con la firma del TLC mediante la profudización de la integración de un acuerdo migratorio" y la mala lectura aunada a la falta de entendimiento de los interes estadounidenses, hicieron que el proyecto foxista chocara con un muro, sobre todo despúes del 11 de Septiembre. Por último, Celia Toro se pronunció a favor de una política exterior más realista en términos ojedianos, es decir, una política exterior predecible, que reconozca el límite que le impone la política exterior de otros Estados (poder relativo), defensiva y conciente de sus alcances y de sus límites.