martes, 27 de noviembre de 2007

Índice de Desarrollo Democrático de América Latina 2007

La Fundación Konrad Adenauer y Polilat presentaron el día de ayer la versión 2007 del Índice de Desarrollo Democrático de América Látina (IDD-LAT 2007). El día de hoy practicamente toda la prensa nacional tiene notas al respecto resaltando el retroceso de México en comparación con el año pasado. A continuación se presentan los resultados más relevantes del estudio.

Están incluidos en la medición del IDD-Lat, 18 países de la América Latina en orden geográfico de sur a norte: Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México y República Dominicana.
El IDD-Lat se calcula en base a la medicón de 4 dimensiones de Desarrollo Democrático:
  • Condiciones básicas de la democracia (todos los países del estudio la cumplen)
  • Respeto a los derechos políticos y libertades civiles
  • Calidad institucional y eficiencia política
  • Ejercicio del poder efectivo para gobernar

El ranking 2007 presenta los siguientes resultados:

El IDD-Lat 2007





























En cuanto a las tendencias de cada país, la siguiente tabla muestra los resultados desde el 2002:


Finalmente, el estudio divide a los países en base al desarrollo democrático mostrado.
Se dividen en países con alto desarrollo (aquellos que logran más de 7.5 puntos), con desarrollo medio (de 4.51 a 7.5) y con bajo desarrollo (de 1.0 a 4.5):


Así las cosas, tenemos que México ha empeorado su puntaje en más del 6%, y sigue sin poder alcanzar todavía su mejor valor de la serie que fue el del año 2003. Forma parte del grupo de países con desarrollo democrático medio, aunque ha bajado un lugar de la tabla, pasando del 5º al 6º lugar.

Según información del periódico La Jornada, el descenso de México se debe, entre otras razones, por la crisis institucional en que cayó luego de los resultados de la elección presidencial de 2006 y el conflicto en Oaxaca. La crisis poselectoral castigó en 20 por ciento el valor de la “calidad institucional y eficiencia política” del país. Influyó en ese descenso el hecho de que la sociedad mexicana se escindió en dos partes tras las elecciones presidenciales.

Jorge Arias, consultor de Política Latinoamericana (Polilat.com), ubicó al país en una situación de “semáforo en rojo”, pues según consigna el IDD-Lat2007, se agravó “fuertemente” el indicador relativo a la “desestabilización”, mientras que el de las “libertades civiles y el de la anormalidad democrática” decrecieron “levemente”.

Se puede consultar ésta y más información a detalle a través de la página web de Polilat. Hacer click aquí.

3 comentarios:

wenperla: http://purasletras.ciudaddeblogs.com dijo...

¿Y tú qué crees, Octavio? ¿Te parece que estos índices (o cualesquiera) tienen credibilidad??? ¿Todos los países latinoamericanos cumplen con las condiciones "básicas" de la democracia? Absurdo, ¿no?

Octavio dijo...

Me parecen que son un punto de referencia importante en la región Asimismo, considero que tienen repercusiones políticas importantes y un impacto en la opinión pública.

El único país que no está evaluado es Cuba ya que no cumple con los requisitos. Qué otro país consideras que NO cumple con las "condiciones básicas"?

Octavio dijo...

Por otro lado, a diferencia, por ejemplo, del estudio del latinobarómetro y de algunas casas encuestadoras, no tengo mala impresión u opinión de la Fundación Adenauer. Creo que han tenido buenos estudios de sondeo (en especial el de "México y el Mundo") y he tenido la oportunidad de ser testigo del apoyo que han otorgado a esfuerzos de la sociedad civil. Me refiero, para nombrar un ejemplo, al observatorio de medios de comunicación de Claudia Benassini. (http://mediosenmexico.blogspot.com)